Derechos y deberes  servicio extramural

Derechos

  • Derecho al respeto de su dignidad humana y la igualdad sin que sea discriminado por razones sociales, económicas o ideológicas.
  • Derecho a la confidencialidad de la información relacionada con su atención en salud, salvo por exigencias legales ineludibles.
  • Derecho a recibir información completa adecuada sobre el proceso de atención en salud, incluyendo aspectos sobre trámites.
  • Derecho a recibir información completa y adecuada sobre su proceso individual de salud de parte del profesional tratante.
  • Derecho a la libre determinación y libre escogencia, siendo preciso su consentimiento expreso para procedimientos, excepto en caso de urgencia vital, riesgo para la salud pública u orden legal, (debe ser firmado por el Usuario, Padre o Acudiente si es menor o discapacitado mental)
  • Derecho a ejercer su participación, conocer y utilizar las vías para presentar felicitaciones, sugerencias, quejas o reclamos y en general para comunicarse con la institución.
  • Derecho a la atención amable, discreta, digna, respetuosa, en ambiente tranquilo, limpio y confortable.
  • Derecho a su atención con personal cualificado y con recursos técnicos adecuados.
  • Derecho a conocer los nombres de los profesionales que lo tratan.
  • Derecho a agotar las posibilidades razonables de atención de su enfermedad y a recibir toda la ayuda necesaria para su preparación digna ante la muerte.

Deberes

  • Colaborar en el cumplimiento de las normas e instrucciones establecidas en la institución.
  • Comprometerse con los horarios de atención establecidos por la IPS Domiciliaria.
  • Cumplimiento de las recomendaciones e indicaciones ofrecidos por el personal de salud.
  • Reportar las novedades que se presenten en su grupo familiar tales como: cumplimiento de edad límite (18 años), pérdida de calidad de estudiante, vinculación laboral y demás que puedan afectar la calidad del afiliado o beneficiario.
  • Tratar con respeto y amabilidad a los profesionales de la salud, al personal de la institución.
  • Cuidar los equipos de la institución entregados a su custodia para beneficio del paciente.
  • Garantizar un cuidador primario permanente y competente.
  • Garantizar condiciones básicas y mínimas para la atención del paciente en el domicilio (condiciones higiénicas, teléfono, nevera, entre otros)
  • Firmar consentimiento para las atenciones que lo requieran, firmar los documentos de alta voluntaria o no aceptación de tratamiento cuando haya tomado esa opción.
  • Custodiar sus pertenencias.